Poemas de Diciembre, 2009


Poema Nosotros Venceremos

Diciembre 30, 2009 a las 20:13 pm

Nosotros Venceremos

Nosotros triunfaremos
contra el odio, con amor
la pasión de Jesús
nos sostendrá.

Nosotros venceremos
injusticia y violencia enfrentaremos
la verdad es nuestra espada
nuestro escudo es el señor.

Algún día será Cristo vendrá
nosotros venceremos
la pobreza combatiremos
con misericordia y caridad
la divina providencia nos proveerá.

Nosotros venceremos
en el fuego caminaremos
en las llamas alabaremos
como los santos al señor
algún día será Cristo vendrá.

Nosotros venceremos
la tristeza erradicaremos
con alegres cantos al señor
y con paz verdadera
en el corazón.

Nosotros venceremos
no claudicaremos nuestra meta
es ver el rostro del señor
algún día será Cristo venció
Nosotros venceremos

Autor: Juan Manuel Zepeda

Poema Categoria: Poemas Cristianos

Poema el Peso de mi Cruz me ha Vencido

Diciembre 30, 2009 a las 20:06 pm

El Peso de mi Cruz me ha Vencido

Siento un gran peso sobre mis espaldas,
casi no puedo caminar
mis  rodillas se doblan,
temblores invaden todo mi cuerpo
me siento desfallecer.

Me encuentro entre los muertos
mis huesos ya no tienen fuerza,
siento que se quiebran
mis ojos han perdido su brillo.

Mis pensamientos solo son
sombras que se transforman en
fantasmas de desolación
mi garganta, atrofiada por la angustia
solo balbucea palabras incoherentes.

Casi no duermo y  en mi insomnio
me pongo a rezar
amanece y  sigo rezando,
¡aclamo a Dios y a su infinita misericordia!

¿Que vamos a comer este día Señor?
¿Quién vendrá a socorrerme?
¿De dónde saldrá el sustento de hoy?
Y al atardecer la angustia es más fuerte,
corro a la iglesia y de rodillas, en el santísimo.

Hablo con mi Dios
padre dame fortaleza, creo en ti,
confió en ti y espero en ti
Y después de sollozos, gemidos y
rezos entre cortados entendí.

El peso de la cruz nos vence
¡cuando, no invitamos a Jesús
para que sea nuestro cirineo!

Autor: Juan Manuel Zepeda

Poema Categoria: Poemas Cristianos

Poema Pecador Perdonado

Diciembre 30, 2009 a las 19:56 pm

Poema Pecador Perdonado

Soy yo Señor Jesús
el que toca a tu corazón
soy el que tantas veces has llamado a su puerta
el que huyendo De ti Refugio se en mundanos goces.

Soy  aquél, que con su
comportamiento tantas veces te ha ofendido
el que tus mandatos  deja en el olvido
el que topa con roca en repetidas veces
el que liberas por amor de la tumba  bien seguido.

Soy tu hijo el prodigo
soy tu oveja perdida entre collados
aquel ciego de alma y  a tu palabra sordo
aquel mudo de verdades y de pensamientos cojos.

Hoy vuelvo  a ti  Señor
con el hueco entre manos vacío
con mi  incienso apagado mi orgullo desbastado
mi  alma vacía y mi rostro avergonzado.

Nada Para ofrecerte, tengo Señor
solo cargas, que he merecido
por mis maltratos, desafíos
demasiado  erros y egoísmos.

Sacos  repletos de improperio te ofrendo
canastas atestadas de insensatas palabras
rebosadas carretas con acciones malas.

Esta es  mí ganancia Señor
y estos son mis premios
por malgastar todos  tus talentos
que un día muy ufano os demande como legado.

Apelo a tu infinita misericordia Padre mío
pues tu hijo llamarme no merezco
he pecado contra cielo lo malo a tus ojos cometí.

Endulza con tu miel mis palabras
pon en mí la ternura de tu mirada
suaviza las arrugas de mi rostro
dame pureza de corazón.

Tiñe de blanco estas mis culpas purpuras
y no me trates según la gravedad de mis faltas
lávame de fondo todos mis delitos
no me abandones a mi suerte mi señor.

Únanse alma mía, espíritu y corazón
y al unísono con mi cuerpo, alabemos al señor
cantémosle, dancémosle alegrémonos en él
pues ha llegado a sus oídos mi clamor.

El dios misericordioso a hablado a mi favor
la gracia a sus ojos me ha concedido
me ha otorgado su victoria
me ha indultado su perdón.

Autor: Juan Manuel Zepeda

Poema Categoria: Poemas Cristianos

Poema para mi Pequeña Princesita

Diciembre 23, 2009 a las 09:12 am

Poema para mi Pequeña Princesita

Hace un tiempo
trece años para ser exacto
llego a mi vida alguien especial
de belleza sin igual.

Su llegada ya la esperaba
para mí no fue novedad
cuando la conocí el corazón me robo
mi vida con su ternura lleno.

Ella fue el complemento, la esencia
que a mi alma tanto le faltaba
la que me hizo pensar, madurar
por fin mi camino enderezar.

Dios la envió cuando más la necesitaba
cambio mi mundo, mi forma de pensar
hizo que viviera mi realidad
ellas es mi pequeña princesita.

Poema Categoria: Poemas para Ella, Poemas de Amor

Poema cinco llagas tiene mi cuerpo

Diciembre 21, 2009 a las 22:33 pm

Cinco Llagas Tiene Mi Cuerpo

Cinco llagas tiene mi cuerpo
dos en las manos
dos en los pies
una en mi costado.

Me han tendido sobre la cruz
se pueden contar, cada uno de mis huesos
preso soy de sus burlas,
me insultan y desprecian
cual despojo humano.

Mis extremidades contraídas
por el dolor, esfuerzo, cansancio,
son forzadas sin compasión
crujen mis huesos
desprenden sus tendones
los tensan, los obligan
a alcanzar su posición.

Un mazo choca estrepitosamente contra
el hierro, el clavo penetra mi carne
y la obliga a unirse al madero
el mazo se ensaña continua golpeando
su meta que el hierro
se asome, al otro extremo.

Padre han taladrado, mi diestra
después de un silencio
toman mi mano, que aun esta libre
se repiten los golpes mazo contra hierro
lejos retumban sus ecos
halla entre los cerros.

De nuevo ese hierro que se hunde,
traspasa y destruye todo a su paso
nada detiene su camino
risas y carcajadas, es la música de fondo
dios mío han taladrado, mi mano izquierda
mis pies, están siendo preparados.

Uno sobre otro los han colocado
sobre un descanso de madera
han sido apoyados súbitamente
señales de intenso dolor llegan a
mi cerebro emanadas cual rayos
recorren todo de mi cuerpo.

Un clavo se abrió paso
entre mi piel, carne y huesos
atravesando ambos pies
de un fuerte golpe y certero
señor mío y dios mío
han clavando mis pies al madero.

La cruz se yergue sobre el calvario
mi cuerpo pende, tan solo de tres clavos
a sus ojos solo soy un trofeo mis fieles
seguidores, me han abandonado se echan
a suerte, mis ropas los soldados, mi cuerpo
les demanda agua, ellos vinagre le ofrecen.

Hace rato ya que partí, a la casa del Padre
y aun así, quieren comprobar mi estado
se acerca un soldado, con tremendo palo,
hundiendo su lanza sobre mi costado
ya no hay sangre, ya no hay nada
solamente brota un poco de agua.

Cinco llagas le han hecho a mi cuerpo
una en cada mano
una en cada pie
la otra en mi costado.

Autor: Juan Manuel Zepeda

Poema Categoria: Poemas Cristianos

« Poemas Anteriores

Música/Audio

Busqueda Personalizada


Ultimos Poemas Agregados

Anuncie aquí

Fuentes Gratis - freefonts100.com Sponsors Sponsors Sponsors

Micro Poemas de Amor

Consejos y Amor

Horoscopo de Hoy

Publica en Poemayamor

Ultimos Comentarios